Juan Manuel Eraso

Asesor Creativo

4 Conceptos que convierten a la Impro Aplicada en una aliada ideal en la Transformación Cultural de las Empresas

Cuando se habla de improvisar, muchas veces se piensa que es hacerlo todo a última hora y sin preparación. De alguna manera queda la sensación de que, para improvisar, solo se debe estar ahí, pero realmente va mucho más allá. Nuestra vida y las interacciones dentro de ella, son una constante improvisación a la que nos enfrentamos día tras día. Estar preparado para improvisar, requiere práctica y experiencia para utilizar de manera perspicaz los recursos que están a nuestro alcance (ideas, lenguaje, y capacidades), para cumplir nuestro objetivo original sin que lo inesperado eche por tierra nuestros planes.

Los procesos de Transformación Cultural, al estar relacionados con interacciones y comportamientos humanos, están llenos de imprevistos. La Cultura es la mentalidad y actitud colectiva de los miembros de una organización, y tiene un impacto poderoso en cuánto se preocuparán sus colaboradores por sus clientes, cuánto esfuerzo pondrán en su trabajo y si se quedarán en sus posiciones en el largo plazo. En última instancia, esto afecta el desempeño y la rentabilidad.

La Improvisación Aplicada como recurso creativo, fortalecido y entrenado bajo el mismo esquema lúdico que utilizan actrices y actores de este género teatral, afianza comportamientos, amplia perspectivas, y otorga innumerables posibilidades para prevalecer ante los retos y la incertidumbre que genera el Cambio y la Transformación Organizacional.

Hay cuatro elementos que he podido interiorizar en mis años de experiencia haciendo Teatro de Impro Corporativo, y que considero valiosos por el impacto que tienen en la gente, y por las emociones positivas que evocan en los colaboradores de las empresas.  Con mucha confianza, puedo decir que traducidos a comportamientos y actitudes concretas planteadas como expectativas, marcarán una diferencia en la agilidad y éxito de los procesos de fortalecimiento de la Cultura:

1. La Escucha como Elemento de Construcción.

Este elemento de adaptación nos permite una mejor relación con nuestro entorno y con quienes nos rodean desde el punto de vista creativo. Escuchar va mucho más allá de simplemente oír; escuchar abarca todos los sentidos, además de la tolerancia, el entender la diferencia, aceptar las propuestas ajenas y potenciarlas como propias, sin resistencias caprichosas, sino abiertas al cambio y al mejoramiento.  En una empresa es muy común que las ideas se impongan de manera jerárquica e incluso obstinada, pues se puede caer fácilmente en la imposición de los conceptos como verdades absolutas, desconociendo que hay otros métodos y otras ideas que pueden constituir un cambio positivo en el proceso.

La Impro Aplicada nos sensibiliza en este aspecto, pues a la hora de llevarla a la práctica, no debe primar el ego, prima la historia, el nosotros. Si bien es cierto que no es fácil el ceder el protagonismo al que podemos estar acostumbrados, es realmente satisfactorio ver la construcción de un proyecto basado en el aporte del grupo, el desarrollo y la apropiación del mismo.

Es desde la Escucha de donde proviene el liderazgo necesario en toda Transformación Cultural,  y el compromiso común de apoyarse unos a otros en el proceso.

2. La Aceptación.

Cuán complejo puede resultar el hecho de aceptar que no siempre se tiene la razón, de que tal vez no todo esté listo o simplemente de que se puede mejorar. No hay razón para sentirse fuera de un proceso cuando se aplica este principio de la improvisación pues es con el que se aprende a compartir ideas y a mejorar notablemente la comunicación de un equipo de trabajo, la aceptación nos muestra que cada miembro es indispensable y que sus aportes son valiosos; tomarlos sin renuencia como parte de un gran rompecabezas y ensamblarlos hace parte del proceso. La improvisación te impulsa a valorar cada aporte como un regalo invaluable fruto del esfuerzo de cada miembro del equipo. No puedes imponer tus ideas de forma arbitraria sin poner en consideración el punto de vista de aquellos que conforman tu equipo laboral. Las ideas se aceptan y se transforman con la naturalidad que sólo esta técnica puede hacerlo. Si bien en el teatro hay una concertación de pensamientos, en la improvisación no hay espacio para dudar de tu compañero y de lo buenas que pueden ser sus ideas si se les trata con respeto.

El aceptar las exigencias, desafíos, responsabilidades, y roles no programados que resultan del proceso de todo Transformación Cultural, derribando las barreras que las personas naturalmente generamos ante el Cambio, es un logro fundamental que debe alcanzarse en las primeras etapas. La Impro Aplicada, construye confianza y derriba estas barreras volviéndonos más adaptables.

3. El Trabajo en Equipo.

La unión hace la fuerza; este dicho popular resume perfectamente el sentido del trabajo en equipo. Somos seres sociales y funcionamos bien en grupo aunque en algunos casos digamos que trabajamos mejor solos. Es claro que la improvisación no llega para negar que la individualidad es  lo que realmente le da riqueza a la puesta en escena y que ese complemento entre unos y otros hace posible que un proyecto funcione. La técnica de la improvisación une y potencia nuestras capacidades y nos lleva a través de su práctica al entendimiento de la diversidad como una fuerza que juega a nuestro favor, que nos hace crecer. Los equipos no son el resultado de igualar las fuerzas, sino de comprender las diferentes capacidades que hay en él y que desde el liderazgo constructivo se empleen para un bien común. Entender estos conceptos desde la óptica de la dinámica de la Improvisación Aplicada nos lleva a nuevas reflexiones y aperturas de aquello que posiblemente hemos pasado por alto.

La Transformación se realiza mejor a través de los equipos, y estos deberán desarrollarse como entidades con una misión. El fortalecimiento de equipos, debe comenzar a nivel de los Líderes y Directivos. Además, los líderes deben estar capacitados para ayudar a los equipos que dependen de ellos, a implementar las iniciativas que resultan de la Transformación en un efecto de “cascada” a través de la organización.

4 La Capacidad de Juego y Asombro.

En un mundo de seriedad una sonrisa puede hacer la diferencia. Y se ha escrito mucho sobre la “Felicidad” o el “Happiness at Work”, como un factor clave de éxito durante etapas de consolidación y cambio Cultural.

Al conectarnos con  nuestro niño interior, volvemos a un pasado muy alejado de los problemas del adulto y a una conciencia ya olvidada de un mundo que ante nuestros ojos era de completo asombro. Cuántas veces experimentamos mundos de fantasía que por horas fueron más poderosos que la realidad misma, fuimos héroes, villanos, príncipes y princesas, dragones y muchas cosas más, entrábamos en problemas, pero sabíamos salir de ellos con solo usar nuestra imaginación. Al crecer, fuimos perdiendo esas capacidades y todo fue volviéndose más y más serio, hasta que finalmente ese mágico mundo desapareció bajo toneladas de problemas y responsabilidades de adultos.

Pero para la Impro Aplicada esto no es un impedimento, a través de su práctica y de su estudio, somos capaces de volver a ver nuestro mundo con la óptica de un niño que no juzga, que sigue las reglas del juego hasta las últimas consecuencias y que al terminar puede regresar tranquilamente a vivir su vida diaria.

Una cultura positiva en el lugar de trabajo, donde se motive la exploración continua, y se incorpore a la “gamificación” como elemento en la formación y desarrollo del talento, mantendrá en las rielas al proceso de Transformación Cultural.

La Cultura no se transforma en un “dos por tres» delegando esta tarea al área de Talento Humano. Son los líderes que con su ejemplo y con acciones decididas deben asumir la responsabilidad de cambiar la cultura. Acelerar el cambio de manera efectiva, y lograr mantener la nueva cultura en el tiempo es el papel interminable del liderazgo; un papel en el que la Impro Aplicada ha demostrado ser una gran aliada para muchas compañías cuya Cultura hoy en día es objeto de Casos de Estudio y halagos.

Si tu organización está a punto de atravesar un proceso de Transformación en su Cultura, como consecuencia de su crecimiento, de adquisiciones o fusiones, de cambios en su giro de negocio, o de cambios de liderazgo; te invito a que conozcas cómo la Impro Aplicada puede ayudarte a tí a liderar el proceso, y a tu gente a enfrentarlo con optimismo.


Juan Manuel Eraso

Asesor Creativo

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *